Los buenos y sinceros deseos tienen más valor que una cena en el mejor de los restaurantes, sólo que rara vez se valoran. #deseos